5 Cosas que No debes hacer tu primer mes de trabajo

Muchas veces al ingresar a un nuevo trabajo te sientes rápidamente parte del equipo, a los pocos días ya estás bromeando con tus compañeros de trabajo, hablando informalmente con tu jefe y, en general, sintiéndote bastante cómodo con la forma en la que tu nuevo trabajo funciona.

Pero no todo lo que brilla es oro, hay ciertas precauciones que todo nuevo empleado debe tomar por el bien de su reputación, su ascenso profesional y el éxito laboral en general.

Claro, son cosas que luego de unos meses fácilmente puedes dejar de hacer, pero por ahora es mejor irse a lo seguro. Por el bien de tu trabajo, trata de no hacer estas cinco cosas.

 

1.- Quejarte de tu trabajo anterior

Como estás conociendo a tus nuevos compañeros, es probable que termines conversando sobre tu pasado, y que cuentes la terrible experiencia que tuviste en tu trabajo anterior y lo malo que era tu jefe…y para qué hablar de tus compañeros.

Claro, esas historias pueden generar un poco de risa, pero también pueden marcarte como un foco negativo ante los que te rodean. Hablar mal de tus colegas anteriores puede hacer que los nuevos te vean como una persona “peladora”, alguien que no valora el trabajo en equipo y que probablemente puedas terminar hablando de ellos a sus espaldas.




2.- Aprovecharte de un horario flexible

La mayoría de los jefes razonables son flexibles, y van a entender si tienes que llegar tarde debido a que tienes una hora con el dentista o porque tienes que llevar a tu hijo al medico.

Pero estos son privilegios tienen que ser ganados. Para tus primeras semanas en el trabajo, es importante establecer una reputación de ser un buen trabajador, lo que significa que a menos que algo sea absolutamente inevitable, lo mejor es llegar temprano, irse cuando el resto de la equipo se va, y tomar una pausa de tiempo razonable a la hora de almuerzo, después de un tiempo cuando tengas una buen reputación a causa de tu buen trabajo ya podrás pedir más permisos porque nadie te cuestionará si realmente vas a una cita médica o te vas antes de tiempo para alcanzar el Happy Hour.

 

3.- Mucho uso del sarcasmo

Es obvio que quieres que tus nuevos compañeros de trabajo te conozcan tal cual eres. Y tal vez tú utilizas mucho el sarcasmo o humor negro para conseguir algunas risas, ciertamente es recomendable que seas genuino en las interacciones que tengas con tu nuevo equipo, pero el humor negro y el sarcasmo a menudo pueden ser densos e incluso faltos de respeto, lo que claramente no contribuirá a tu imagen personal.

Te aconsejamos baja un poco el tono hasta que tengas una mejor idea sobre el resto de las personalidades y sentidos del humor del grupo, para que ellos también tengan una mejor idea del tuyo.

 

4.- Juzgar a tus compañeros de trabajo

Cuando eres nuevo en el trabajo, puedes caer en la tentación de formar algunos juicios de inmediato acerca de algunos compañeros que son; sacadores de vuelta, habladores o descuidados. Pero lo más probable es que muchas de esas suposiciones no sean ciertas.
Después de unos meses de conocer a tu grupo, es probable que te enteres que debajo de la descuidada apariencia de Felipe se esconda una creativa mente brillante, o que el compañero de trabajo que no para de hablar es realmente un genio en las presentaciones.

Por lo tanto, no debes hacer prejuicios cuando eres nuevo, al pasar de las semanas podrás saber bien que proyectos podrás realizar con cada uno de tus compañeros.




5.- Cuestionar el liderazgo

Un consejo que siempre vas a escuchar es, siempre que llegues un nuevo ambiente laboral debes dar muchas sugerencias y nuevas ideas. El problema viene cuando comienzas inmediatamente a cuestionar los actuales procedimientos de la empresa sin entender realmente los problemas.

Para hacer sugerencias eficaces debes indagar los verdaderos problemas y metas que tiene tu departamento o área de trabajo, logrando entender qué cambios se necesitan, qué ha sido solucionado hasta el momento, y por qué algunos cambios no se han realizado aún. También es bueno conocer y entender la personalidad de tu jefe y sus preferencias comunicacionales, para que así puedas presentarle tus sugerencias de una manera más asertiva.

 

Toma siempre estas 5 precauciones cuando ingreses a un nuevo trabajo, andar con cuidado por un tiempo te traerá probabilidades de mucho éxito en el futuro.

 

Vamos por ese Trabajo!! EmpleoYa.cl

(Noticia adaptada de Forbes)